Un fuego que no cede

Amanece en la ciudad de Matanzas, luego de horas de dolor e incertidumbre. Ya pasan las 72 horas de un fuego que ha avanzado con rapidez y que el gobierno no tenía previsto como apagar, a pesar de los "Meteoros y las consignas".

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Amanece en la ciudad de Matanzas, luego de horas de dolor e incertidumbre. Ya pasan las 72 horas de un fuego que ha avanzado con rapidez y que el gobierno no tenía previsto como apagar, a pesar de los «Meteoros y las consignas».

Una explosión, pasada las once de la noche, puso en tensión a Cuba entera. Y es que las informaciones salen de varias fuentes. En este minuto no se sabe oficialmente qué ha sucedido con el tanque número 3, pues en algunos perfiles institucionales se informó que había explotado y en otros se dijo que había colapsado la tapa del tanque dos con un derrame considerable de combustible.

Las labores se intensifican para combatir un fuego que no cede.

Y es que este no es un fuego cualquiera. Sobre todo porque no se ha hecho en cada momento lo necesario por la falta de experiencia en el tema y la carencia de los recursos.

Compartir este Artículo
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.