‘El pueblo va a acabar enfrentándose al Gobierno’: sentenció Silvio Rodríguez en su blog .

Esteban Morales dijo que le teníamos tanto miedo al capitalismo que íbamos a acabar cayendo rendidos en sus brazos.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

El trovador oficialista cubano Silvio Rodríguez cuestionó las críticas de Miguel Díaz-Canel a los cubanos que protestan públicamente en medio de los extensos apagones que padecen, y a quienes calificó de «indecentes» en una intervención ante la prensa el sábado.

Sin mencionar al presidente cubano, Rodríguez utilizó, como es su costumbre, los foros de su blog personal Segunda cita para indicar: «Creo que nuestro Gobierno comete un grave error cuando le impide al pueblo acciones de alivio. Esa contradicción habrá que resolverla o el pueblo va a acabar enfrentándose al Gobierno».

«Creo que en el complejo problema energético se ha trabajado y se está trabajando intensamente. Estoy seguro que inventando, sacando hasta de donde no tenemos. Supongo que muchos trabajadores de ese sector ahora mismo son comparables en abnegación a los trabajadores de la ciencia, la salud y la educación», apuntó.

«Pero es obvio que nuestra forma de generar energías no tiene futuro. Opino que, por ser un asunto estratégico, de supervivencia, en tal sentido hay que ser radicales e incluso hacer sacrificios, porque nos va la vida en ello. No hay otra que ponernos en cuerpo y alma para las energías renovables», sugirió.

Sobre el hartazgo de los cubanos, que en algunas localidades han llegado a disfrutar en algunas jornadas de apenas cuatro horas de fluido eléctrico, señaló: «Se está pasando por tantas angustias, y molesta tanto lo que pudiéramos hacer y no hacemos, que la tentación de culpar al Gobierno de todo está latente. Creo que debiéramos ver que la parte positiva del mundo, con muchas fuerzas negativas en contra, lucha y a veces consigue mover algunas cosas en mejor dirección».

Utilizando un término que la propaganda oficial utiliza para englobar a sus críticos, aseguró que «los odiadores también se dan cuenta y están tratando de que a Cuba no se le dé el más mínimo respiro. No los ayudemos».

Rodríguez insistió, como hace de manera regular, y en referencia al embargo de EEUU, que «el bloqueo es lo que más nos impide, lo que más nos atrasa, lo que más nos confunde. Porque el dolor constante ciega. Sabiendo eso, convirtieron en ley la tortura, para que ni los propios torturadores pudieran detenerla».

Más, también comentó: «no repudio al que no puede más. Defiendo el derecho de cada cual a explotarse y decir lo que siente».

Tanto Díaz-Canel como otros funcionarios cubanos han pasado la semana ofreciendo explicaciones públicas y anunciando posibles soluciones para la crisis energética que vive el país, después que las muestras de descontento se multiplicaran y tuvieran su clímax en Nuevitas, Camagüey, donde cientos de personas se lanzaron a las calles a exigir el fin del régimen durante tres noches consecutivas.

Esas protestas fueron ahogadas con una fuerte represión, después que los pobladores del barrio Pastelillo se enfrentaran a las fuerzas policiales, sucesos en los que niñas de 11 y 12 años fueron golpeadas.

Pese a reconocer por vez primera la existencia de esas protestas, el gobernante recurrió al chivo expiatorio habitual del régimen, y dijo que la crisis energética «ha sido aprovechada por los enemigos de la revolución para crear desaliento, incertidumbre, para hacer convocatorias a hechos vandálicos, a hechos también de terrorismo, para promover desorden social, alteración del orden, alteración de la tranquilidad ciudadana».

En una intervención para la prensa después de recorrer el sábado dos termoeléctricas del occidente del país, agregó que «lamentablemente, hay personas que con un comportamiento vandálico, bastante indecente, se prestan para esas acciones».

Para subrayar a quienes se estaba refiriendo, el gobernante agregó: «Separo ese comportamiento de la duda que pueda tener la población en determinado momento, de su demanda o preocupaciones que son canalizadas a través de los sistemas de atención que tenemos en el Partido, el Gobierno, en las instituciones de la Revolución».

En su intervención, donde Díaz-Canel dijo que el Gobierno quiere «minimizar los apagones antes de que finalice el año», aseguró que «como resultado de un primer financiamiento que se entregó hace unos meses están entrando al país piezas y componentes para los mantenimientos de varios grupos electrógenos y centrales termoeléctricas, que nos van a permitir avanzar en la recuperación de capacidades de generación. Eso irá mejorando gradualmente desde septiembre hasta diciembre», citó el sitio oficial Cubadebate.

«Recientemente se volvió a dar, en medio de esta situación, otro financiamiento con el que se van a recuperar capacidades de generación térmica y distribuida que no estaban previstas; y a la par hay todo un grupo de inversiones en nuevas tecnologías de generación», sumó.

El gobernante no especificó cuánto ha sido la suma empeñada en tales inversiones.

Ello contrasta con declaraciones de funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, que en el programa televisivo de la Mesa redonda aseguraron que las graves averías en cuatro unidades de generación que han empeorado la crisis del sistema eléctrico en Cuba supondrían una inversión de alrededor de 255 millones de euros que el Gobierno no tiene.

Sin embargo, los cortes de energía prosiguen y no hay esperanza de que vayan a disminuir a mediano plazo.

Aquí el texto íntegro de lo que escribió Silvio Rodríguez en su blog Segunda Cita:

Silvio Rodríguez Domínguez

28 de agosto de 2022, 9:53

Lo primero que quiero decir es que, sinceramente, no repudio al que no puede más. Defiendo el derecho de cada cual a explotarse y decir lo que siente.

Lo segundo es que yo sí creo que el bloqueo es lo que más nos impide, lo que más nos atrasa, lo que más nos confunde. Porque el dolor constante ciega. Sabiendo eso convirtieron en ley la tortura, para que ni los propios torturadores pudieran detenerla.

También creo que nuestro gobierno comete un grave error cuando le impide al pueblo acciones de alivio. Esa contradicción habrá que resolverla o el pueblo va a acabar enfrentándose al gobierno.

Esteban Morales dijo que le teníamos tanto miedo al capitalismo que íbamos a acabar cayendo rendidos en sus brazos.

Para mí socialismo es un concepto de distribución de la riqueza más equitativo. Nada que ver conque el gobierno lo acapare todo. Todos los monopolios son indeseables y mucho más los absolutos.

Creo que en el complejo problema energético se ha trabajado y se está trabajando intensamente. Estoy seguro que inventando, sacando hasta de donde no tenemos. Supongo que muchos trabajadores de ese sector ahora mismo son comparables en abnegación a los trabajadores de la ciencia, la salud y la educación. Pero es obvio que nuestra forma de generar energías no tiene futuro. Opino que, por ser un asunto estratégico, de supervivencia, en tal sentido hay que ser radicales e incluso hacer sacrificios, porque nos va la vida en ello. No hay otra que ponernos en cuerpo y alma para las energías renovables.

Se está pasando por tantas angustias, y molesta tanto lo que pudiéramos hacer y no hacemos, que la tentación de culpar al gobierno de todo está latente. Creo que debiéramos ver que la parte positiva del mundo, con muchas fuerzas negativas en contra, lucha y a veces consigue mover algunas cosas en mejor dirección. Los odiadores también se dan cuenta y están tratando de que a Cuba no se le dé el más mínimo respiro. No los ayudemos.

Abajo el bloqueo y Viva Cuba libre.

Compartir este Artículo
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.