280 migrantes devueltos a Cuba

En lo que va de año, el servicio de guardacostas estadounidenses ha devuelto a 3 999 personas a la isla cárcel.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

El Gobierno de Estados Unidos devolvió, en las últimas horas, a 225 ciudadanos cubanos en cuatro operaciones realizadas por el puerto de Orozco, Bahía Honda, en la provincia de Artemisa, según informó el Ministerio del Interior (Minint) en su página web este 5 de septiembre.

Los migrantes intentaban llegar a territorio estadounidense usando embarcaciones precarias o mediante el tráfico de personas y fueron interceptados en alta mar por guardacostas estadounidenses y devueltos a la Isla.

En la declaración conjunta firmada por Cuba en enero de 2017, Estados Unidos se comprometió a aplicar a todos los ciudadanos cubanos el mismo procedimiento y normas migratorias aplicados a los ciudadanos de otros países, de conformidad a sus leyes y normas internacionales.

En lo que va de año, el servicio de guardacostas estadounidenses ha devuelto a 3 999 personas.

Por otra parte, un vuelo procedente de México trajo a Cuba a otros 28 migrantes irregulares, en la trigésimo tercera operación aérea que hacen las autoridades migratorias de esa nación en lo que va de año. Suman 1 697 los ciudadanos cubanos regresados desde ese país, informó el Minint.

En otro vuelo procedente de Nassau, Bahamas, fueron repatriados 27 migrantes irregulares, suman 312 los devueltos desde ese país de enero a la fecha, todos por vía aérea.

El ingreso a Cuba de estos 280 migrantes se realizó cumpliendo los protocolos sanitarios establecidos internacionalmente para estos casos, esas personas viajaron a sus provincias de origen.

Las operaciones están en correspondencia con la voluntad política expresada por el Gobierno cubano de lograr una migración legal, segura y ordenada, para lo cual existen acuerdos bilaterales con las autoridades de Estados Unidos, México y Bahamas.

Aunque todas las personas tienen conocimiento pleno del peligro que representa lanzarse a la travesía marítima, en sus cabezas no solo pasa la oportunidad de poder ayudarse ellos mismos en otras tierras, sino también de extender una mano a sus seres queridos que quedan secuestrados en su propio país.

ETIQUETADO:
Compartir este Artículo
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.