Cultura

Historia

Noticias

Turismo

Inicio » Articulos, Navidad, Religión, Rss, Tradiciones   

Navidades, ¿en Cuba?

grey Navidades,  ¿en Cuba?LA , Cuba, diciembre,   -Siendo adolescente, en una visita a “La Moderna Poesí­a”, vi un libro con un tí­tulo muy sugestivo, que aún recuerdo: Lo que los hombres saben de las .

Cuando lo abrí­, sorpresa: no tení­a nada escrito. Todas las páginas estaban en blanco. Era evidente, eso lo supe después, que sobre el tema no hay nada que decir.

El desconcierto de aquella ocasión volvió a mi mente cuando, hace poco, una amiga me sugirió que escribiera algo acerca de la Navidad en nuestro paí­s.

Creo que pudiera haber hecho lo mismo que el autor del libro de referencia, dejando fuera cualquier rasgo de ironí­a: escribir el tí­tulo y no agregar nada más.

En Cuba no hay Navidad. En 1969, con el pretexto de la Zafra de los 10 Millones de toneladas de azúcar, que como es bien conocido no logró, el régimen, utilizando como vocero al ministro e intelectual Carlos Rafael Rodrí­guez, anunciaba que las navideñas serí­an suspendidas.

Presuntamente la fabricación de azúcar está en su cenit durante esta época del año. Y los festejos navideños interrumpí­an la importante actividad productiva, según aquel anuncio. Sin embargo, antes de esa decisión estatal las Navidades siempre se celebraron en la como la mayor fiesta nacional, sin que por ello se dejase de producir azúcar.

Con la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba, en 1998, volvió a aparecer el 25 de diciembre entre las efemérides memorables del paí­s. Pero los casi tres decenios en que la Navidad estuvo proscrita, dañaron de gravedad su espí­ritu. A tal punto que en la prácticamente nadie habla sobre la fecha. Y son pocos los que la celebran de acuerdo con su tradicional solemnidad.

Cierto es que desde hace 8 o 10 años se venden aquí­ árboles artificiales y otros artí­culos ornamentales relacionados con las fiestas navideñas, y la gente los compra, todo en divisa, pero son escasos y, sobre todo, muy caros.

Para recuperar una tradición interrumpida de forma tan abrupta y por tantos años, habrí­a que crear incentivos disí­miles, y eso está muy lejos de la voluntad del Estado, que nunca ha tenido intención de tomar las enseñanzas de Cristo como guí­a de su accionar.

Además, aunque el nacimiento del Redentor sea recordado por muchos en la isla, el pueblo no tiene motivos para mostrar alegrí­a. Las personas sólo se sienten aptas para el júbilo verdadero cuando se han alcanzado satisfacciones materiales y espirituales, y eso, en la actualidad, es una quimera para el cubano común.

En fin, la Navidad es otra de las tradiciones que el régimen, primero, nos quitó mediante un decreto oficial; y luego, borró de nuestra memoria a través de la miseria material y espiritual.

[email protected]

Fuente: Cubanet

Si amas a Cuba, prueba subscribirte a nuestro RSS!

Etiquetas: , ,

Agregar una respuesta!

Añade tu comentario debajo, o dejanos un trackback desde tu sitio.También puedes subucrbirte subscribe to these comments via RSS.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Tenemos los Gravatar activados. Puedes obtenerlo, registrandote en Gravatar.

*